De piercings y migrañas

A oscuras, esperando que se vaya.

A oscuras, esperando que se vaya.

Llevo un piercing anal.

Lo suelto así, de primeras y a bocajarro, con todas las letras, porque sé que este detalle me va a reportar un montón de visitas. Tal vez de las guarrillas sí, pero qué coño, hay que animar el cotarro.

El piercing es muy chulo, a qué negarlo, pero sólo está ahí porque el médico lo considera necesario que si no de qué. Para que se entienda diré que es exactamente igual que si lo llevas en la nariz, en el labio… su función es mantener una pequeñísima apertura paralela, lo que ocupa el piercing, para facilitar una segunda operación que debería realizarse en más o menos seis meses. Pues bien, pasé por quirófano, anestesia epidural, entré de risas, salí de risas y tan bien. Al día siguiente me dieron el alta y para casa. Pero hay algo que se les pasó por alto: mis migrañas. Puedo soportar el dolor pre y post-operatorio, no soy quejica aún siendo una debilucha de cuidado, no me pongo de mal humor cuando sufro, en todo caso estoy muy triste. Pero hay algo que me tira abajo, me hunde física y psicológicamente, que es mi cruz y me condiciona los planes, un dolor que, cuando aparece rebaja a niveles ínfimos mi calidad de vida: la migraña.

Lo dicho, salí del hospital pensando que lo peor se había superado pero al cabo de unas horas ingresé en otro hospital durante dos días porque no había manera de detener el martilleante dolor de cabeza y sus desagradables consecuencias físicas. Los médicos no daban crédito: una crisis migrañosa, tratada en hospital con toda clase de fármacos metidos en vena y yo cada vez más débil, sin capacidad de retener ni un poco de agua y fobia a la luz, al ruido y a los olores. Ahí es ná.

Hoy era el 5º día con dolor pero esta vez la medicación ha surtido efecto y… aquí estoy. Superbien.

Parece nada pero este dolor de cabeza persistente, constante, te cambia la vida.

Published in: on septiembre 30, 2008 at 1:16 pm  Comments (2)  
Tags: , , ,

Fuera de carta

Nacho G. Velilla. Yo me lo guiso yo me lo como

He visto la peli española, sensación del año al parecer, “Fuera de carta”. Está escrita y dirigida por guionistas de Globomedia y han contado con actores que ya han triunfado con anterioridad en sus series “7 vidas”, “Policías, “Los Serrano”, “Gominolas”…

Me pasaron el guión de “Xantarella” (hoy “Fuera de carta”) allá por el 2004, se suponía que mi misión era dar mi parecer sobre él y se suponía que tenía que ser sincera. Y lo fui. Lo que leí me echó para atrás, me parecía una historia llena de lugares comunes aún pretendiendo ser original y es que, por entonces, la niña decía cosas nunca oídas en las series o películas: “déjalos, no les hagas caso, son unos gilipollas”, o algo así. No sé si os habréis fijado pero esa frase es la más escuchada en los guiones españoles, la chica buena (guapa la mayoría de veces) le dice al chico burlado por los chulitos “No les hagas caso que son unos gilipollas”. Bueno, a parte de eso, los chistes eran facilones y los personajes poco creibles. Esa era mi SINCERA opinión pero resulta que en cuanto la solté a quién me había pedido mi SINCERA opinión, su respuesta fue: “Pues a las productoras que lo han leido les ha gustado mucho y hay unas cuantas interesadas en poner la pasta”. Nos ha jodido, a la mina de oro que es que en el cartel ponga “De los guionistas de 7 vidas y Aída” nadie le hace ascos porque para empezar ya tienes, fijo, unos cuantos millones de espectadores. Os puedo asegurar que ese mismo guión que yo leí en 2004, firmado por un mindundi, no supera los cinco minutos ante los ojos de un lector de guiones, esos que se encargan de hacer la criba para la productora.

En aquellos momentos, García Velilla y alguno más de los guionistas de 7 vidas estaban realizando un curso de cocina por las noches y se me antojaba que entre plato y plato, observando al profesor, habían ido perfilando a los personajes. Puede que fuera así.

El caso es que tengo que reconocer que, aún conservando la esencia, ese guión ha mejorado mucho. Obviamente, cuando yo tuve acceso a él debía estar en fase Beta y el resultado en pantalla dista mucho de lo que yo esperaba. Confieso que tenía muchas ganas de verla y no me defraudó sino todo lo contrario. Me resultó una comedia predecible, eso sí, pero aún así entretenida, sencilla (ya quisiéramos que las complicaciones familiares fueran tan fáciles de resolver, ya), redonda y de personajes, poniendo todo el peso del éxito en los diálogos que tan bién se saben trabajar en la factoría Globomedia. No seré yo quién descubra ahora a Antonio Sanchez, Oriol Capel, David Sanchez o al propio Velilla. Ellos solitos se bastan para hacernos pasar un buen rato con la sonrisa en los labios y la mente distraida. Que para problemas ya tenemos bastante con leer los que todos los días crea, de la nada, El Mundo.

Published in: on septiembre 18, 2008 at 7:44 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , , , ,

Ser finalista

No sé quienes son pero están a tope con mi causa
No sé quienes son pero están a tope con mi causa

Aunque escribo continuamente cualquier cosa que se me ocurra en papelitos, servilletas o trozos de cartón ya no suelo participar en concursos de relatos a los que años ha era tan asídua, entre otras cosas porque tenía mucho tiempo. Ahora, retomada la universidad, considero que pierdo el tiempo si leo otra cosa que no sean libros de texto o si dedico las horas sobrantes del día al entretenimiento. También cuenta el que cuando ganas te da un subidón de la muerte pero en cuanto llevas una temporada sin salir en la lista de los elegidos pues como que ya no apetece tanto molestarse en realizar los pesadísimos envíos de 10 copias y hoja con los datos personales en sobre cerrado. Se te va un pico con la tontería y si no te ves con posibilidades reales terminas por dejarlo.

Pero ser finalista también te pone las pilas así que están obligados a hacértelo saber, sobre todo en el caso que nos ocupa.

Del 2004 al 2006 estuve viviendo en el extranjero y justo acabo de enterarme de que mientras estaba fuera he sido finalista de, al menos, tres certámenes de los que han publicado sendos libros que se venden, no se regalan. Sé que en las bases no ponía nada de que había que renunciar a los derechos de autor por lo que deduzco que, tal vez, me tocaría un poquito de los beneficios que se puedan recaudar. Pero lo cierto es que me conformaría con que me hubieran avisado de que era finalista.

Porque en algunos casos además de participar, da mucho gusto saber que tu esfuerzo es válido, que estás en el buen camino. Que lo estás haciendo bastante bien.

Published in: on septiembre 15, 2008 at 2:11 pm  Dejar un comentario  
Tags: , ,

What am I doing now?

       Hace ya meses que me apeé de todo el tema de páginas de “contactos”, es decir, aquellas que me ayudaban a conocer gente, hablar cuanto quisiera, ligar cuanto pudiera y, sobre todas las cosas, divertirme.

Hay que decir que para las chicas estos sitios son un aunténtico coñazo. A pesar de que hay multitud de personas interesantes con las que puedes charlar durante horas sin cansarte también está este otro porcentaje de individuos que buscan otro tipo de diversión. El problema no son los que de primeras te mandan foto del miembro con silla al fondo. En realidad esos son de agradecer puesto que si no estás interesada, con no seguirles el rollo o pasar de darles conversación asunto resuelto. No, los peores son aquellos (probablemente existan aquellas también) que te entran en plan buen rollo y a la que te descuidas te preguntan cómo te gusta más hacerlo.

En fin, que como ya no me interesa “hacer amiguitos” (y que conste que gracias a este método he conocido a gente realmente brillante y encantadora, algunos de ellos buenos amigos míos ahora), pues he buscado otros tipos de contacto virtual. Sigo registrada en Xing (antiguo Neurona) para relaciones laborales, en Facebook para contactos esporádicos con amigos y compañeros, dejarnos alguna nota y enterarnos de eventos y, finalmente, me asomo de vez en cuando por algunos foros de cine o guión. Pero hace unos cuatro o cinco meses me descubrieron el servicio de mensajería instantanea más interesante, por rápida, eficaz y  simple de toda la red. Estoy hablando, como no, de  Twitter.

Tal y como especifica la Wikipedia, Twitter como red social no da, en principio, para mucho. En todo caso te sirve para hacer saber a los demás lo mucho que te duele la cabeza, el bochorno que está cayendo en la calle o indicar lo pesado que es el vendedor de seguros que te acaba de embestir hace un momento. De todos modos esto sería el nivel medio porque en el nivel superior sueltan perlas del tipo ” enfundo el MBO para llevarmelo mañana y a la cama a leer (tras probar el GTSWR)” (cortesía de ciendecine 😉 http://twitter.com/ciendecine). En estos momentos ya hay importantes medios de comunicación suscritos al servicio de microbloggin que hace llegar a un gran número de personas no sólo las noticias sino que, además, les permite participar en tertulias, responder encuestas, formular preguntas a invitados, etc.

A mí me parece divertido comunicarme con gente a la que no conozco y con la que no tengo ningún interés en enrollarme en ninguna de las acepciones de enrollar. Conocer, sin que a él le importe, todos los pasos dados al día, vacaciones incluidas, por Enrique Dans, gurú de las NN.TT. es todo un lujo. Máxime si tenemos en cuenta que con sus comentarios y opiniones me permite acceder a un mundo de conceptos completamente desconocidos por mí hasta ahora.

Si te parece un poquito interesante lo que te estoy contando y quieres agregarte a la comunidad “Twittera” sólo tienes que darte de alta, agregarte como follower a quién te atraiga por la razón que sea  (cercanía geográfica, universo laboral, etc.) y empezar a contar tus pequeñísimas historias (no más de 140 caracteres).

Sígueme en Twitter: http://twitter.com/nepalia

Nota: Lo lamento, pero wordpress no me permite enlazaros con algunas de las páginas o personas nombradas así que las pongo en negrilla, que es lo máximo que se me ocurre 🙂

Published in: on septiembre 11, 2008 at 8:50 am  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Vacaciones (El regreso)

Sobre todo, relax.

Sobre todo, relax.

Estoy de vuelta de las vacaciones. En todo el tiempo que he faltado he hecho muchas cosas. A saber:

– He estado en Bilbao donde me he puesto ciega de pintxos, he disfrutado de los deportes vascos, he estado en la Astenagusia bebiendo en las Txoznas. He estado comiendo pescado en el Eneperi, con vistas a San Juan de Gaztelugatxe al lado de Bermeo. He visitado de nuevo Donosti. Vi “El caballero oscuro” en el Imax de Barakaldo.

– He ido al oculista y me ha dicho que se me quiere desprender un poco la retina del ojo derecho y hay que poner laser :(.

– Me han salido hongos en el dedo gordo del pie derecho, para lo cual me han recetado unas pastillas que fomentan el dolor de cabeza. Como soy migrañosa lo estoy pasando chupi o, en su defecto, guay.

– Me instalé el Chrome nada más oir hablar de él no fuera a ser que se me adelantara alguien.

– He estado estudiando dos asignaturas plomo y me he presentado a los exámenes.

– He releido algunos de los libros que considero de cabecera.

– He ido a la playa pocas veces, pero buenas.

– He visto cine en el Parc de la Mar.

– He ido a varias lecturas “dramatizadas” en el Caixa Fórum de Palma: “Sin noticias de Gurb” y una selección de cuentos de autores latinoamericanos por Karra Elejalde.

– Y una tarde fui al Ikea.

He vuelto con ganas y con muchos temas para comentar.

He vuelto, además, fresca y relajada. A las fotos me remito 😀

Ale, me asomo al Cantábrico.

Ale, me asomo al Cantábrico.

Published in: on septiembre 9, 2008 at 9:04 am  Comments (5)  
Tags: , , , , ,