Amic Amat

amigas Creo que toda mi vida he buscado amigas de verdad, de esas que te quieren y respetan, que no se burlan de lo que piensas sólo porque eres muy diferente a ellas en tu forma de ser y actuar. He encontrado alguna que podría considerarse amiga en este sentido pero en ellas había una parte de admiración que no es bueno que exista en una relación de iguales. Son personas que me quieren y me aceptan pero porque sienten que yo aporto algo interesante a sus vidas planas. Son las menos, de todos modos.

Las más han sido abandonadas (o me han abandonado ellas) por el camino. Conservo el contacto con alguna de ellas y, en ocasiones, siento que las quiero todavía, pero ya no hay nada que hacer, ninguna relación recuperable en todos sus extremos. He vivido en Mallorca, Sevilla, Madrid, Amsterdam y vuelta a Mallorca. Entre medias he recorrido media Europa y en todos estos sitios estuve cerca de chicas con las que mantuve cercanía y relación de cariño pero así como iba cambiando de ciudad o país aquellas relaciones se iban perdiendo. En Madrid, concretamente, estudiando cine me relacioné con gente muy interesante, entre ellas una compañera con la que empecé a quedar de modo frecuente. Ella se sentía mal, emocionalmente, sola y un poco perdida. Empezamos a salir juntas a estrenos de cortos, trabajábamos en el mismo grupo de prácticas de producción, íbamos a charlas, al cine… Pero me daba cuenta de que yo no le era suficiente. Cuando llegábamos a algún sitio que a ella le parecía de gente interesante, me abandonaba. A mí no me importaba, al fin y al cabo yo tenía a mi pareja y no buscaba un ligue entre las nuevas promesas del cine español. Ya de vez en cuando se unía a las bromas que sobre mí hacía un compañero de clase, muy joven y muy cool que formaba parte de nuestro grupo de trabajo y que pensaba que mis gustos musicales debían ser anticuados, por mi forma de ser tímida. En realidad me gustaba el punk y la música electrónica, como a él, pero nunca me preguntó y yo no se lo expliqué. Me parecía infantil intentar revocar sus ideas preconcebidas. Un lunes, mi incipiente amiga se fue a un seminario actoral fuera de la ciudad y cuando regresó, tres días después, ya no se puso en contacto conmigo. Intenté comprender qué le ocurría pero durante las siguientes semanas sólo recibí una respuesta: no le apetecía seguir con el curso, ni con el trabajo en común. Se había cansado. Un mes más tarde acabó el curso y ya no volví a ver a mis compañeros. Nunca más he vuelto a saber de ella.

Tengo amigos “chicos” realmente muy queridos por mí y que me corresponden absolutamente. Soy muy afortunada en este sentido pero… muchos de los que yo creía amigos también se perdieron en el tiempo, al comprender que nunca tendrían una relación de pareja conmigo. Soy tan ilusa que siempre me sorprendió esta actitud suya.

Sigo deseando que llegue a mi vida esa amiga cómplice, mi amiga del alma. Supongo que suena patético, pero es la realidad. Tal vez ya es demasiado tarde.

Anuncios
Published in: on marzo 22, 2009 at 9:34 pm  Comments (10)  
Tags: , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://nepalia.wordpress.com/2009/03/22/amic-amat/trackback/

RSS feed for comments on this post.

10 comentariosDeja un comentario

  1. Nepalia,

    Interesante reflexión sobre la amistad (y de pasada sobre el amor).

    Seguramente nuestra forma de ser nos impide abrazar en sentido amplio el significado de ese concepto: “amistad”.

    ¿Qué la define? ¿La proximidad, la frecuencia con la que te relacionas con esa persona, lo que estarías dispuesto a hacer por él/ella, lo que él/ella estaria dispuesto a hacer por tí?

    Dificil de decir. Y aun mas, cuando la “pausible” amistad se articula entre hombre y mujer. ¿Es posible separar el contenido de atracción del de amistad?

    Pero ahora que lo pienso, esta última frase mia tiene su origen en mi condición de heterosexual. Si no fuera así, ¿pensaría lo mismo de las relaciones entre dos personas del mismo sexo?

    Ojalá que encuentres esa amistad que ansías. Nunca es tarde…

  2. Me alegran tus palabras. Pensé que causaría un poco de estupor esa especie de confesión mía. Me preguntaba si no me habría pasado de “desnudez” mostrando ese sentimiento, esa necesidad. Al fin y al cabo, todo el mundo tiene amigos, yo también, y tal vez el único problema es que busco a alguien compatible conmigo en casi todo y que no se trate de mi pareja. Quizá no existe, quizá es mi culpa.

    Gracias, Toni.

  3. Puede que tus palabras suenen a desnudez…pero ¿que hay de malo en el erotismo de la palabra?
    Este medio propicia una interesante mezcla entre el atrevimiento del anónimato y el exhibicionismo.

    No creo que persigas una quimera…a mi me gusta perseguir mis sueños, mis fantasías.

    Sigue buscando…no desfallezcas.
    Toni

  4. Si, seguiré buscando, o esperando. Algún día aparecerá, del mismo modo que llegan las cosas naturales de la vida.

  5. Me siento identificado con tu historia,creo que ademas le pasa a mas gente,a gente que como tu y como yo ,son un poco culos inquietos… las distancias no son buenas para las relaciones ,sean de amistad o de otras indoles, se requiere un esfuerzo especial para no perder el sentimiento de proximidad y una evolución personal por ambas partes, que haga de los encuentros un momento especial, sin dejarte una fea sensación de que la conecxión ya no es posible…….

  6. Conozco gente que conserva como mejores amigos los que hizo en la infancia. En cierto modo lo admiro pero también me desconcierta porque esto es algo que en mí resulta imposible. No soy en absoluto la misma que era entonces, mi evolución ha sido constante (para bien o para mal) y ya no hablo ni pienso ni actúo como ellos hacen, así que no veo el modo en que podríamos relacionarnos más allá de un café muy, muy esporádico.

    Muchos me consideran por ello una prepotente pero yo sólo pretendo ser honesta conmigo.

    Gràcies, Miquel Àngel, amic.

  7. Me encanta esto que has escrito. Pensé que solo me pasaba a mi esa sensación. A lo mejor a día de hoy dos amigos se acercan a como lo expresas tu, pero no sé. Yo también he vivido en sitios distintos y se quedan amigos en el camino. Gracias por compartir esto, no te sientas mal por sacar los sentimientos.

  8. Gracias a ti por asomarte por aquí y contarme lo que piensas.

  9. ¿Que se quedan amistades por el camino? Cierto. Pero es que el camino de este teatrillo que algunos llaman vida es como una cinta de moebius o el de una litografía de Escher. De manera que la única posibilidad segura que existe de no volver a encontrarse sería detenernos todos al mismo tiempo y, ¿alguien ha visto tal grado de unanimidad en cualquier tipo de relación?

  10. No, no es que se queden amistades por el camino, es que se pierden. Es muy posible reencontrarse con la persona pero muy difícil con el amigo que fue. Es más, no tengo ninguna necesidad emocional de volver a ver a muchos de los que se quedaron atrás porque, seguramente, no sabría ni de qué hablar con ellos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s