Sinde, ríndete

cartel_estrellaCuando González-Sinde vino a darnos una charlita en el Postgrado de guión me cayó de maravilla. Creo recordar que ya había ganado su Goya a la mejor dirección revelación por “La suerte dormida”, peli en la que dicho sea de paso estuve yo haciendo algunos pases de figuración y andaba ella todo el día escondida en un poncho enorme. Yo ya la admiraba por el guión de “La buena estrella”, que es una de mis películas españolas preferidas. Bueno, pues como ya todos sabemos, la han hecho ministra y parece ser que ya tiene un enemigo declarado: las redes p2p. Bien, a mí me parece que intentar evitar las descargas de internet es un cometido imposible y que, en todo caso, se tiene que evitar que algunos avispados pretendan lucrarse con ello. Pero más allá de eso es absurdo intentar detener lo inevitable, y que no se escuden diciendo que se pierden muchísimos puestos de trabajo o que estamos abocando el cine, la música o la literatura a su desaparición. ¿Acaso alguien se preocupó de los miles y miles de empleos que desaparecieron juntamente con el rollo de película para máquinas reflex? Del mismo modo que no se podía detener la implantación de la fotografía digital habrá que ir pensando en otro modo de ofrecer las creaciones literarias, musicales o cinematográficas. Es evidente que los cines desaparecerán y con ellos mi idea romántica de ver una película pero esa es lo que demanda un público que, por otra parte, consume más cine que nunca.

Anuncios
Published in: on abril 15, 2009 at 9:00 pm  Comments (2)  
Tags: , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://nepalia.wordpress.com/2009/04/15/sinde-rindete/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Tú lo has dicho…

    “…lo que demanda un público que, por otra parte, CONSUME más cine que nunca.”

    Consumen, no degustan.

    Un saludo!

  2. En mi opinión, el cine ha sido siempre mucho más consumido que degustado. En las salas, en el videoclub o ahora a través de internet, la gente ve cine para entretenerse. Los que buscan emocionarse, aprender, sorprenderse o encontrar pequeñas placeres en una película más allá del puro entretenimiento siguen haciéndolo, gran parte de ellos acudiendo a las salas de cine. No creo que antes de que las pelis circularan libremente por internet hubiera más personas que ahora “deleitándose” con ellas y, utilizando tu símil gastronómico, los gourmets siguen deseando disfrutar el buen cine respetando y cuidando “los ingredientes” que lo componen.

    Una última cosa: ayer estuve en los Renoir viendo la película sueca de vampiros “Déjame entrar” (Del todo recomendable, por cierto). No éramos muchos en la pequeña sala, como mucho unos 20 diría yo, pero salvo en las películas más comerciales este es el número de espectadores con los que estoy acostumbrada a compartir película desde mucho antes de que internet existiera en mi vocabulario. Es evidente que los que han dejado de acudir a las salas son, precisamente, los espectadores de las grandes producciones y es para estos que, tal vez, habría que empezar a hacer otro tipo de cine.

    Perdona el rollo y muchas gracias por dejar tu opinión.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s