Salgo pitando

Me voy de vacaciones. Me espera la playa, la Toscana y Bilbao.

Espero cargarme de buen rollo y mucho amor, y por supuesto de nuevos temas que me rondarán la cabeza y tendré que bloguear.

Hasta entonces, que ustedes lo pasen bien.

www.ilustra.eu

Asier3d tomando el solete

Anuncios
Published in: on julio 24, 2009 at 1:51 pm  Dejar un comentario  

PRN Xa ellas

ErikaLDespués de mi post anterior en el que hacía referencia a evitar, por parte de la industria misma si es posible, la violencia machista en el cine para adultos quiero dar otra opinión complementaria, que en nada desdice lo que ya opiné.

Siempre se ha dicho que a las mujeres no les gusta el porno. Si preguntas, muchas aseguran no haber visto jamás este tipo de películas. No me lo creo, y mucho menos hoy en día, en que ya no hay que pasarse por un videoclub para adquirirlas con tu nombre y tu cara. Muchas mujeres ven porno y les gusta el porno pero es una industria dirigida, casi o totalmente en exclusiva, al público masculino.

No creo que hombres y mujeres tengamos fantasías tan diferentes como para no poder “gozar” (qué palabra tan acertada en esta ocasión :)) de las mismas películas, así que no entiendo porqué se empeñan en servirse de ciertas actitudes sexuales repetitivas y aburridas que, piensan, vuelven locos a los hombres. ¿En serio creen que a todos los chicos les pone ver una felación durante cinco interminables minutos (o más)? Por lo que yo he podido averiguar, la respuesta es NO!

Luego están los que se creen esta tontería de que a las chicas les mueve más el rollito emocional en el sexo y que se deberían hacer películas que vayan más por ese tema, menos directas o explícitas. Venga ya, menudo rollo. ¿Quién quiere ver una porno para ponerse sentimental? A las mujeres les pueden atraer las escenas morbosas igual que a los hombres, que lo sepan.

Sin embargo vuelvo a repetir que los productores y directores deberían pensar más en las espectadoras de su cine,  evitando ciertos actos asquerosamente machistas o violentos.

Y por favor, olvídense del cine erótico de movimientos pausados y música ambiental. Menudo timo.

* Recomiendo el libro “Porno para mujeres”, escrito por Erika Lust y editado por Melusina.

Published in: on julio 22, 2009 at 12:47 pm  Comments (2)  
Tags: , , , ,

Censura o Prevención

emmanuelle

Mi infancia transcurrió en la época en que en el cine español triunfaban Pajares y Esteso manoseando a todas las tías buenas que se les ponían a tiro. Ya entonces me parecía vergonzoso e inadmisible que aquellas chicas aguantaran las groserías de un par de tíos feos y vulgares. Aquella que se ha dado en llamar la época del destape fue humillante para muchas aspirantes a actrices que no encontraban otra manera de hacerse sitio en las pantallas de cine. Evidentemente las habría que no veían problema en ello pero dudo que no se tratara de una minoría.

Por aquel tiempo se empezaba también a proyectar películas calificadas X en ciertos cines y a ciertas horas. En las capitales abrieron salas específicas y en los pueblos se buscaba el momento más conveniente para ello. Por supuesto yo no las veía pero sí conocía quién era Emmanuelle o Susana Estrada. Nombrarlas estaba prohibido en los niños y era pecado en los mayores.

El cine para adultos tuvo un gran éxito en España después de pasar los años oscuros de la dictadura y con el tiempo se ha ido creando una gran industria que manejó sus buenos dineros hasta que llegó Internet, que ha obligado a cambiar el  modo de trabajo y el tipo de propuestas. Pero si algo no cambia es que la mujer sigue presentándose como un pelele a la que se la puede tratar de cualquier modo.

El morbo que crean las situaciones de sometimiento o humillación pueden ser altamente excitantes y aunque trate de recordar que se trata sólo de una simulación no ignoro que, siendo estas imágenes tan accesibles a los niños a través de Internet, se fomenta la idea de que una mujer disfruta siendo maltratada.

Hoy ha salido la noticia de una niña de 13 años violada por chicos de su edad. El exdefensor del menor ha comentado que, en su opinión, deberían estar prohibidas las escenas de cine para adultos en las que las mujeres son violadas y vejadas y ellas parecen estar encantadas. Todo el mundo hablará de censura pero si se permiten ¿No se está haciendo apología del abuso sexual? ¿Acaso se comercializarían, sin escándalo alguno, películas en las que sistemáticamente se banalizara el holocausto?

Una cosa: no estoy en contra del cine para adultos y creo que lo dejé muy clarito en mi post: https://nepalia.wordpress.com/2009/07/22/prn-xa-ellas/

Published in: on julio 17, 2009 at 2:49 pm  Comments (8)  
Tags: , ,

La familia unida

FestenHay infinidad de películas en las que se hablan, bien como temática principal, bien como trasfondo de otras historias, de las relaciones familiares. Recuerdo ahora mismo la de Fernando Leon de Aranoa “Familia”, otra del director danés Thomas Vinterberg “Festen” (Celebración) rodada según los mandamientos dogma y que trataba un episodio escabroso que se produce dentro del seno familiar, o “La familia Savages” donde explica las difíciles relaciones de los componentes de una familia nuclear.

La familia, la suma e interacción de todos sus miembros, forma una pequeña sociedad en la que cada uno tiene su papel y su forma de comportarse. El problema, en mi opinión, se produce cuando pretendemos que cada individuo de esta sociedad se complemente y acepte con gusto a los demás. En una misma familia, alguno de sus miembros puede sentir la necesidad de, o incluso responsabilizarse de, mantener una unión que quizá los demás no consideran necesaria. Para muchas personas las reuniones familiares suponen una obligación, no una fiesta.

El cariño hacia los familiares no va implícito en el abanico afectivo. De este modo, los hermanos pueden sentir obligación de respetarse sin que en ello se impliquen sentimientos de amor, sino, como en cualquier sociedad, tan sólo de educación o civismo. Algunos ni siquiera eso.

Amar a los hijos quizá sea algo natural. Amar a los padres, cuando ya son mayores y no se convive con ellos, requiere, además, un ejercicio constante de memoria y una sensibilidad sin complejos. No basta con una visita de vez en cuando. Tienen que saber que no están solos.

Published in: on julio 8, 2009 at 2:04 pm  Comments (2)  
Tags: ,