El fin del mundo

La semana pasada entré en un foro en el que se debatía el tema de la vacunación de la gripe A para los grupos de riesgo (embarazadas, personas obesas, enfermos crónicos…). En dicho foro, como suele pasar, había quién despotricaba del gobierno por entender que ellos, con el Presidente al frente, serían los primeros en vacunarse aún sin ser grupo de riesgo y otros le acusaban de que seguramente no probaría en sus carnes las consecuencias de dicha vacuna, la cual cosa dejaba para los grupos de riesgo que iban a servir, en este caso, de conejillos de indias. Lo explicaré con más detalle: los que entran en grupo de riesgo, algunos quieren vacunarse y otros no. Pero es que hay quien cree ciegamente que si te niegas a recibir la vacuna y perteneces a este grupo, te atarán con una cincha a la cama de un hospital para obligarte. Otros que no entran en principio en ningún grupo de riesgo acusan al gobierno de abandonarles a una muerte segura. No es broma, os remito a cualquiera de los foros que encontraréis en determinados periódicos. Eso por no hablar de las mil teorías de la conspiración a nivel mundial para acabar con millones de personas bien por los efectos secundarios de la vacuna, bien por el propio proceso gripal. Sé que ya todo el mundo lo ha visto pero es interesante visionar el documental “Operación Pandemia” de unos 10 minutos, en el que se nos recuerdan las predicciones que se hicieron con lo de la gripe aviar en cuanto a los millones de muertos que se iban a producir en todo el mundo y que resultaron ser completamente erróneas. Yo no sé si la gripe A va a matar a media humanidad y a mí, como a tantas personas que sí entramos en los denominados grupos de riesgo, me preocupan sus efectos y los de su vacuna. Pero este tema se está sacando tanto de quicio que resulta al final entre cómico y patético leer la cantidad de barbaridades que suelta la gente desinformada sin cortarse ni un pelo.

Anuncios
Published in: on agosto 31, 2009 at 12:56 pm  Comments (2)  
Tags: , ,

Personas pequeñas

bbBuenas. Ya volví de mis vacaciones. Lo he pasado muy bien y he procurado descansar mucho. Eso último por no tener más remedio pues resulta que estoy embarazada y sufro no sólo de mareos y nauseas sino también la rinitis alérgica que, por cuestiones obvias, no puede ser tratada con mis medicamentos habituales. Eso sin olvidar que padezco migrañas que suelo combatir con droga dura y a las que ahora debo enfrentarme con el blandengue y pánfilo paracetamol.

Lo de que quería tener hijos lo tuve super claro hasta que cumplí los 27 y luego tuve épocas de que sí y otras de que no. A los 30 ya abandoné la idea porque al vivir en Madrid y luego en Amsterdam no sólo toda España sino toda Europa quedaba al alcance del coche. Tener hijos suponía renunciar a muchos privilegios como el viajar constantemente, desparramar un poco con ciertas químicas los fines de semana y meterme a estudiar en las escuelas de cine, lo que permitía luego acudir a los estrenos, colaborar en algunos cortos y pertenecer a un grupito de gente en principio bastante enrollado.

Pero al final llega un día en que te lo planteas y sabes que es ahora o nunca. Y cuando este momento llegó me dije que bueno, que a ver si va a ser fácil porque como sea necesario acudir aquí o allá para lograrlo a mí que no me esperen. Y ahora que ya estoy en ello sólo espero que vaya todo bien y que se pasen estos meses sin que ni me roce la gripe A. Por lo demás sigo comportándome “como si nada”: no soy nada coñazo, apenas hablo del tema y, en todo caso, gasto más mala ostia que antes.

Eso sí: pido que por favor por favor se me quite ya de la cabeza la canción de Almodovar “Voy a ser mamá”, que pese a ser muy bestia la llevo de fondo en mi subconsciente todo el santo día. Si seré bruta…

Published in: on agosto 25, 2009 at 9:33 am  Comments (6)  
Tags: , ,