Noches viejas siempre nuevas

Desde 1999 he pasado casi todas las nocheviejas fuera de Mallorca. Aquel año estuve visitando a mi pareja de entonces en Madrid, en el año 2000 ya vivía en Madrid y la pasé allí también. Eran celebraciones familiares que algunos se tomaban con gran emotividad y eso.

Creo que fue así hasta que me fuí a vivir a Holanda, en 2004. Aquel año celebré la nochevieja de entrada a 2005 en Amsterdam, con las calles llenas de nieve y niños en trineos tirados por sus padres. Los canales estaban helados. Antes de la cena fuimos a dar un paseo tranquilo y era maravilloso ver a la gente preparando la mesa y la gran cena a través de los ventanales siempre iluminados y expuestos. Al año siguiente, 2006,  estuve en una ciudad preciosa situada a 18 km de Amsterdam: Haarlem, en donde nos habíamos instalado hacía unos meses. Creo que cenamos pasta acompañada con una cerveza belga especial que me dejó dormida en el sofá antes de que sonaran las doce. Aún así tuve tiempo de celebrar las campanadas y salir a la calle, donde nuestros vecinos hacían estallar un arsenal de petardos y cohetes hasta dejar toda la calle llena de humo y olor a pólvora. Después, otros vecinos muy amables, Pau en Marge, nos invitaron a una copa de champán en su casa, detalle muy significativo pues no hay que olvidar que nosotros éramos extranjeros y eso se suele tener en cuenta a la hora de “codearse” de forma más cercana.

De todas formas el esfuerzo no les valió mucho la pena puesto que unos meses después volví a Palma y me pasé la noche vieja de aquel año (entrada al 2007) haciendo compañía a un amigo que estaba bastante grave en el hospital, junto con su familia. No fue muy divertida, claro, pero en aquel momento no podía pernsar en pasarla de otra manera.

La entrada de 2008 la pasé en Bilbao con Asier. Preparamos cena con curry, nos bebimos unas birras y nos prometíamos una noche excelente pero esta vez el que se quedó dormido fue él. Adiós a salir a los 5 graditos que helaban la calle a celebrar la fiesta… (Supongo que no era para tanto el cachondeo con aquel frío). La entrada al 2009 en Leioa, Bilbao, en plan familiar, con gambas y toda la pesca.

Pero una de las mejores, sino la mejor, ha sido sin duda la nochevieja de entrada al 2010. Asier y yo en casita, con una cena fantástica, la mesa bonita y nosotros vestidos para la ocasión, así, bien guapetes y yo con escotazo, que una puede estar bien sexy aún luciendo una barriga de 7 meses… Y aunque no hubo vino ni champán sí muchas risas y muchos besos.

Que así sean todas mis próximas nocheviejas. No importa el sitio, pero con Asier y el petit Dídac, con mucho amor, muchas risas y muchos besos (y supongo que la próxima vez sí, con vino y champán).

Noches viejas que parecen, y son, siempre nuevas.

Anuncios
Published in: on enero 2, 2010 at 9:40 pm  Comments (7)  
Tags: ,

Ya está otra vez

Santa Klaus Kinski

Santa Klaus Kinski

Lo único que me suele gustar de la navidad son los días no laborables ya que por lo demás hace  tiempo que le perdí la gracia a estas fiestas. Principalmente porque:

1.- Me suponían compromisos familiares que no me apetecían nada.

2.- Me hacían sentir tristeza.

3.- Implicaban siempre una gran cantidad de trabajo en la cocina y la mesa.

4.- Los programas especiales de tv son patéticos y están destinados a hacer creer a los que están solos que hay gente intentando divertirles, cuando en realidad estos programas están grabados muchos meses antes y los que participan en ellas están pasándoselo en grande con su gente y tú alli, solo solo.

5.- Razón última y principal: Las navidades me aburren sobremanera.

Pero este año resulta que me las voy a tomar bastante relajada y he decidido que incluso, dentro de un límite, las voy a disfrutar.

Después de muchos años he colgado adornos en mi casa y en la puerta y he hecho planes navideños que consisten en: Estudiar, pintar la habitación que le queremos montar al petit Dídac, y realizar “únicamente” las reuniones familiares de nochebuena, año nuevo, reyes y alguna suelta. Punto.

Y como después de muchos años no saldré de viaje en estas fechas pues me da igual que llueva, que nieve, que truene o que salga el sol. Porque me he dado cuenta de que no es fácil sustraerse a toda esta parafernalia así que mejor me lo tomo con tranquilidad. Y a pasarlo bien mientras se pueda.

Que ya sabemos todos que a lo largo de la vida más de una navidad es triste con razón.

Published in: on diciembre 21, 2009 at 6:25 pm  Comments (3)  
Tags: , , ,

Pa mi saca!

Voy a confesar algo que tirará por los suelos (una vez más) mi pobre y maltrecha reputación, ganada a golpe de post por cierto. Sé que después de esto, para muchos terminaré de caer en desgracia pero allá voy: Me cuesta lo que no está escrito dejar propina. Ya está dicho.

No voy sobrada de money, más bien al contrario, y cada euro de propinilla lo dejo con un dolor que te cagas, al tiempo que pienso: “Me iría tan bien para el café de mañana ese eurito…” Todos los días como fuera de casa. Procuro comer muy económico: un sólo plato, algún día bocadillo… a pesar de ello, eso el sueldo no me lo compensa en absoluto, así que cada céntimo que consigo rascar me supone que el finde pueda salir a tomar algo con mi pareja y a comer a algún sitio, que es el único capricho que me doy. Si echo cuentas, todo euro me hace falta.

Hoy he ido a hacerme la cera (hala, otra intimidad al ciberespacio) y le he dejado propina, y ayer tomé un chocolate en un sitio que está muy bien de precio y también le dejé propinilla. Pero el sábado estuve comiendo en un restaurante en el que considero me tomaron el pelo (mucha fusión y plato enorme pero salí que me hubiera comido una tortilla de patatas de postre bien a gusto), bueno, pues no dejé propina. De castigo me dejé la tarjeta de crédito, así que hay que volver a por ella, lo que me da un corte…

De todas mis amigas y compañeras de curro, soy la única que suelo dejar propina en la pelu, lo cual me sorprendió en grande cuando me enteré. Aún así, si en alguna ocasión no lo hago salgo del sitio en cuestión a hurtadillas, como si me fuera sin pagar, ya ves tú.

Total, que cuando dejo me duele y si no dejo me avergüenza. ¿Porqué señor tengo yo estas diatribas tan tontas?

 

Published in: on noviembre 30, 2009 at 6:41 pm  Comments (6)  

Vivir sin miedo

Las películas de terror no me asustan. Las películas sobre la maldad humana me aterrorizan. En un nivel bajo (respecto a otras horripilantes que prefiero ni nombrar) estarían “La naranja mecánica”, “Funny games”, y ya subiendo pondria “Irreversible”. Es un miedo racional, de lucha por sobrevivir, por estar atenta y temer bajar la guardia. Sólo a veces no tengo miedo.

Me asusta la gente, su capacidad de odiar y provocar dolor. Me da miedo pensar en lo frágil que soy, en lo fácil que es hacerme daño físico (emocional más, por supuesto). Miro las noticias y me asombro del nivel de crueldad que somos capaces de alcanzar los humanos entre nosotros, hacia los animales, sobre la naturaleza…

Hace un rato respondí a alguien: “No tengo miedo, tengo hambre”. Y entonces me di cuenta de que hay gente que no puede decir lo mismo porque además de miedo tiene hambre. Estas personas no buscan ya vivir sin miedo sino sobrevivir a él.

Muchas veces, y creo que ya lo he dicho en otras ocasiones, pienso que no soy apta para divagar por este mundo. Es un pensamiento muy duro porque quién llega a él suele tomar decisiones drásticas pero no es mi caso. Soy muy consciente de que hay gente tan frágil como yo, gente honesta, tranquila, alegre… gente con la que vale mucho la pena compartir este mundo injusto y esta vida corta.

Se puede vivir sin miedo y yo muchas veces lo consigo. A pesar de todo.

Published in: on noviembre 24, 2009 at 10:14 pm  Comments (2)  

Pasar la tarde

Callejear

El sábado hubo una manifestación multitudinaria contra la ley del aborto, seguida de forma hipócrita por un partido político que, durante los ocho años que gobernó, la mantuvo tal cual, sin intentar en ningún momento anularla.

Si escuchas las entrevistas a la gente que estuvo allí, no se manifestaban en contra de la reforma sino de la propia ley, con lo cual comprendo que los organizadores de la idea o tienen un poco liada la ídem o, simplemente, van con 25 años de retraso en sus protestas.

Estoy embarazada y no quiero ningún mal para mi feto, todo lo contrario, hago lo que está en mi mano para que esté confortable y sano. Y eso no es contradictorio en absoluto con mi defensa de la ley del aborto, porque soy incapaz de ponerme en el lugar de las mujeres que se ven obligadas, por uno u otro tema, a hacer uso de ese derecho. He conocido a lo largo de mi vida adolescentes que abortaron en Londres, incluso en más de una ocasión, sin que sus padres tuvieran conocimiento de ello. Lo digo porque si tanto se escandalizan de que las chicas de 16 años puedan abortar sin el consentimiento de los padres, deberían saber que esto se ha hecho desde siempre.

Los derechos están para que quien lo desee se acoja a ellos, pero son eso: derechos, no obligaciones. Los padres que teman que sus hijas aborten a lo loco cada dos por tres sin que ellos lo sepan, tal vez deberían reflexionar sobre el tipo de educación que imparten en casa y la relación de confianza que han establecido con sus hijos/as.

Es muy preocupante saber que muchos de los que se manifestaron el sábado están en contra de la asignatura “Educación para la ciudadanía”. Tal vez ahí está la clave para comprender un poco cual es el verdadero quid de la cuestión:  no interesa educar a ciudadanos para la convivencia, sino más bien adoctrinarlos en ideas enquistadas.

Published in: on octubre 20, 2009 at 1:41 pm  Comments (3)  
Tags: , , ,

A cara perro

CridemTengo mis ideas políticas muy claras pero he decidido no exponerlas abiertamente en mi blog (tal vez alguna opinión sobre algún tema puntual), aún quedándome de este modo sin defenderlas.

Digo esto porque he escrito y borrado más de tres posts políticos en los que trataba de explicar mi apoyo a muchas decisiones tomadas por el  gobierno socialista en lo que a políticas sociales se refiere. A mí me afecta como al que más la subida de impuestos pero… ¿Acaso no se ha exigido desde la derecha mismo que se apoye económicamente a todos los parados, subvencionen a los concesionarios de automóviles y se incentive la construcción pública? Pues de algún sitio habrá que sacar el dinero para todo esto. En este punto podría hacer referencia a las salidas de dinero sin retorno por los casos de corrupción del pp allí donde gobiernan. En Baleares y en Valencia donde más, sin duda. Pero eso daría para un blog en exclusiva. Me remitiré simplemente a la prensa diaria.

La blogosfera está llena de gente que ataca mis ideas no de forma razonada y educada sino con insultos y ofensas. Realmente da miedo pensar que te los puedes encontrar de frente, puesto que si esta es su manera de expresar su opinión no menos hiriente y violenta es su modo de tratar de imponerla. En cambio leo con interés páginas como las de www.terceraopinion.net donde el autor razona sus argumentos con educación y no por cojones (parafraseando el título de un blog muy famoso).

No sé si habrá servido de nada hacer y rehacer para luego borrar mis últimos posts,  lo que me ha hecho estar ausente del blog durante largo tiempo. Quiero decir que no sé si intentando ser comedida aquí y ahora habré conseguido explicar que no escribo de política porque la gente no sabe discutir sobre ella sin ofender e insultar. Sé que nada cambiará y sé también que tendré que seguir guardándome mi opinión para no ser atacada de forma gratuita, como tantas veces ya me pasó. Pero también debo decir y defender que estoy totalmente con un gobierno de izquierdas porque la alternativa me resulta francamente aterradora.

Published in: on septiembre 28, 2009 at 1:08 pm  Comments (2)  
Tags: ,

El fin del mundo

La semana pasada entré en un foro en el que se debatía el tema de la vacunación de la gripe A para los grupos de riesgo (embarazadas, personas obesas, enfermos crónicos…). En dicho foro, como suele pasar, había quién despotricaba del gobierno por entender que ellos, con el Presidente al frente, serían los primeros en vacunarse aún sin ser grupo de riesgo y otros le acusaban de que seguramente no probaría en sus carnes las consecuencias de dicha vacuna, la cual cosa dejaba para los grupos de riesgo que iban a servir, en este caso, de conejillos de indias. Lo explicaré con más detalle: los que entran en grupo de riesgo, algunos quieren vacunarse y otros no. Pero es que hay quien cree ciegamente que si te niegas a recibir la vacuna y perteneces a este grupo, te atarán con una cincha a la cama de un hospital para obligarte. Otros que no entran en principio en ningún grupo de riesgo acusan al gobierno de abandonarles a una muerte segura. No es broma, os remito a cualquiera de los foros que encontraréis en determinados periódicos. Eso por no hablar de las mil teorías de la conspiración a nivel mundial para acabar con millones de personas bien por los efectos secundarios de la vacuna, bien por el propio proceso gripal. Sé que ya todo el mundo lo ha visto pero es interesante visionar el documental “Operación Pandemia” de unos 10 minutos, en el que se nos recuerdan las predicciones que se hicieron con lo de la gripe aviar en cuanto a los millones de muertos que se iban a producir en todo el mundo y que resultaron ser completamente erróneas. Yo no sé si la gripe A va a matar a media humanidad y a mí, como a tantas personas que sí entramos en los denominados grupos de riesgo, me preocupan sus efectos y los de su vacuna. Pero este tema se está sacando tanto de quicio que resulta al final entre cómico y patético leer la cantidad de barbaridades que suelta la gente desinformada sin cortarse ni un pelo.

Published in: on agosto 31, 2009 at 12:56 pm  Comments (2)  
Tags: , ,

Personas pequeñas

bbBuenas. Ya volví de mis vacaciones. Lo he pasado muy bien y he procurado descansar mucho. Eso último por no tener más remedio pues resulta que estoy embarazada y sufro no sólo de mareos y nauseas sino también la rinitis alérgica que, por cuestiones obvias, no puede ser tratada con mis medicamentos habituales. Eso sin olvidar que padezco migrañas que suelo combatir con droga dura y a las que ahora debo enfrentarme con el blandengue y pánfilo paracetamol.

Lo de que quería tener hijos lo tuve super claro hasta que cumplí los 27 y luego tuve épocas de que sí y otras de que no. A los 30 ya abandoné la idea porque al vivir en Madrid y luego en Amsterdam no sólo toda España sino toda Europa quedaba al alcance del coche. Tener hijos suponía renunciar a muchos privilegios como el viajar constantemente, desparramar un poco con ciertas químicas los fines de semana y meterme a estudiar en las escuelas de cine, lo que permitía luego acudir a los estrenos, colaborar en algunos cortos y pertenecer a un grupito de gente en principio bastante enrollado.

Pero al final llega un día en que te lo planteas y sabes que es ahora o nunca. Y cuando este momento llegó me dije que bueno, que a ver si va a ser fácil porque como sea necesario acudir aquí o allá para lograrlo a mí que no me esperen. Y ahora que ya estoy en ello sólo espero que vaya todo bien y que se pasen estos meses sin que ni me roce la gripe A. Por lo demás sigo comportándome “como si nada”: no soy nada coñazo, apenas hablo del tema y, en todo caso, gasto más mala ostia que antes.

Eso sí: pido que por favor por favor se me quite ya de la cabeza la canción de Almodovar “Voy a ser mamá”, que pese a ser muy bestia la llevo de fondo en mi subconsciente todo el santo día. Si seré bruta…

Published in: on agosto 25, 2009 at 9:33 am  Comments (6)  
Tags: , ,

La tripa al sol

Hace tres veranos me fui a estudiar inglés a Brighton, al sur de Inglaterra. Es una ciudad costera, bastante pija, con playa y un muelle que se utiliza de paseo con atracciones. Mi familia de acogida era bastante sencilla en esencia, él era antenista y ella empleada de hogar, con poco tiempo para arreglar la propia casa la cual contaba con numerosos montoncitos formados por los más diversos componentes: ropa, cd’s, cables, revistas… Pero había algo de lo que presumían abiertamente: su refinada educación inglesa y a mí, que me pillaron ya mayorcita, eso me tocaba mucho las narices. Ejemplo: Sentados en la mesa, una persona entre el padre y yo, el padre me pide la sal y yo se la paso. ERROR!!!! Yo tendría que haberla pasado a la persona que estaba pegada a mí para que ella se la pasara al que estaba pegado a ella, que era el solicitante. Como esa todos los días caía alguna.  Si yo no superaba la prueba el matrimonio se miraba condescendiente, se sonreían y se hacían algún comentario privado, del tipo “Tenemos que ser comprensivos con esta pobre”.

Vivo en Palma de Mallorca, una ciudad que linda con el mar, lo cual, para algunos turistas,  la convierte en un lugar de pachanga y playa así que por aquí se puede pasear de cualquier guisa, léase en bikini las chicas y sin camisa los chicos. Tú les ves y piensas: “En su país no harían eso” que es una frase muy aplicable en diversos momentos del día y la noche: Cuando se ponen beodos en la playa, cuando se ponen beodos por la noche, cuando destrozan mobiliario urbano, cuando provocan peleas… El otro día, en la terraza de un museo que hay sobre la muralla de palma con vistas a la bahía, un grupo de chicos y chicas guapas, ellos con vaqueros de marca y ellas con sandalias con tacón pero todos sin camisa. Repito: era la terraza del museo contemporáneo. Es sólo un ejemplo pero hay mil. Ayer mismo se paseaba por la ciudad un señor enseñando panzón tremendo junto a su mujer y hace una semana uno de las mismas características andaba tan tranquilo vestido únicamente con un bañador slip.

Cuando al padre de mi familia en Brighton le comenté los desvaríos de sus compatriotas en mi país su respuesta fue: “La culpa es vuestra. Tenéis una policía demasiado permisiva”.

Chúpate esa.

Published in: on junio 16, 2009 at 1:47 pm  Comments (10)  
Tags: , , , ,

Pelotas

NiñosEl sábado fuimos a la playa y se estaba superbien, sin mucho calor y el agua transparente. Estábamos comiéndonos el bocadillo y charlando tranquilos cuando unos niños se pusieron a jugar con las palas y la pelota a nuestro lado, se veía venir así que les dije que jugaran en otro sitio. Inexplicablemente terminaron pasándose la pelota por encima de nuestras cabezas y ya cuando nos cayó encima llevábamos tal mosqueo que mi pareja lanzó un improperio acordándose de la madre del niño y lanzando la pelota lejos hacia la orilla del mar.

El padre vino a por nosotros y casi nos zumba. Nos increpó y nos dijo que éramos unos maleducados (encima). No se lió porque somos gente super pacífica, algunos hasta dirían gilipollas, pero reconozco su parte de razón. La del padre me refiero. No deberíamos habernos acordado de su familia entre otras cosas porque estaba allí presente tan tranquila tomando el sol mientras nosotros agachábamos la cabeza para que sus niños no nos saltaran los pendientes de un pelotazo. El hombre no quiso reconocer en ningún momento su parte de responsabilidad.

A mí estas cosas me hacen sentir mal. Soy una persona de diálogo y pacífica pero por desgracia veo alterada mi parcela privada por gente maleducada y agresiva. Podría haberle explicado que llevo tres operaciones en los ojos además de muchos problemas que con un simple golpe pueden derivar en desprendimiento de retina. Es ver una pelota cerca y ya me has visto correr. Pero eso era dar demasiadas explicaciones a algo tan simple como que nosotros estábamos sentados tranquilamente y no molestábamos a nadie.

Y el verano acaba de empezar…

Published in: on junio 2, 2009 at 1:54 pm  Comments (6)  
Tags: , , ,