Ya está otra vez

Santa Klaus Kinski

Santa Klaus Kinski

Lo único que me suele gustar de la navidad son los días no laborables ya que por lo demás hace  tiempo que le perdí la gracia a estas fiestas. Principalmente porque:

1.- Me suponían compromisos familiares que no me apetecían nada.

2.- Me hacían sentir tristeza.

3.- Implicaban siempre una gran cantidad de trabajo en la cocina y la mesa.

4.- Los programas especiales de tv son patéticos y están destinados a hacer creer a los que están solos que hay gente intentando divertirles, cuando en realidad estos programas están grabados muchos meses antes y los que participan en ellas están pasándoselo en grande con su gente y tú alli, solo solo.

5.- Razón última y principal: Las navidades me aburren sobremanera.

Pero este año resulta que me las voy a tomar bastante relajada y he decidido que incluso, dentro de un límite, las voy a disfrutar.

Después de muchos años he colgado adornos en mi casa y en la puerta y he hecho planes navideños que consisten en: Estudiar, pintar la habitación que le queremos montar al petit Dídac, y realizar “únicamente” las reuniones familiares de nochebuena, año nuevo, reyes y alguna suelta. Punto.

Y como después de muchos años no saldré de viaje en estas fechas pues me da igual que llueva, que nieve, que truene o que salga el sol. Porque me he dado cuenta de que no es fácil sustraerse a toda esta parafernalia así que mejor me lo tomo con tranquilidad. Y a pasarlo bien mientras se pueda.

Que ya sabemos todos que a lo largo de la vida más de una navidad es triste con razón.

Published in: on diciembre 21, 2009 at 6:25 pm  Comments (3)  
Tags: , , ,