Personas pequeñas

bbBuenas. Ya volví de mis vacaciones. Lo he pasado muy bien y he procurado descansar mucho. Eso último por no tener más remedio pues resulta que estoy embarazada y sufro no sólo de mareos y nauseas sino también la rinitis alérgica que, por cuestiones obvias, no puede ser tratada con mis medicamentos habituales. Eso sin olvidar que padezco migrañas que suelo combatir con droga dura y a las que ahora debo enfrentarme con el blandengue y pánfilo paracetamol.

Lo de que quería tener hijos lo tuve super claro hasta que cumplí los 27 y luego tuve épocas de que sí y otras de que no. A los 30 ya abandoné la idea porque al vivir en Madrid y luego en Amsterdam no sólo toda España sino toda Europa quedaba al alcance del coche. Tener hijos suponía renunciar a muchos privilegios como el viajar constantemente, desparramar un poco con ciertas químicas los fines de semana y meterme a estudiar en las escuelas de cine, lo que permitía luego acudir a los estrenos, colaborar en algunos cortos y pertenecer a un grupito de gente en principio bastante enrollado.

Pero al final llega un día en que te lo planteas y sabes que es ahora o nunca. Y cuando este momento llegó me dije que bueno, que a ver si va a ser fácil porque como sea necesario acudir aquí o allá para lograrlo a mí que no me esperen. Y ahora que ya estoy en ello sólo espero que vaya todo bien y que se pasen estos meses sin que ni me roce la gripe A. Por lo demás sigo comportándome “como si nada”: no soy nada coñazo, apenas hablo del tema y, en todo caso, gasto más mala ostia que antes.

Eso sí: pido que por favor por favor se me quite ya de la cabeza la canción de Almodovar “Voy a ser mamá”, que pese a ser muy bestia la llevo de fondo en mi subconsciente todo el santo día. Si seré bruta…

Published in: on agosto 25, 2009 at 9:33 am  Comments (6)  
Tags: , ,