Fuera de carta

Nacho G. Velilla. Yo me lo guiso yo me lo como

He visto la peli española, sensación del año al parecer, “Fuera de carta”. Está escrita y dirigida por guionistas de Globomedia y han contado con actores que ya han triunfado con anterioridad en sus series “7 vidas”, “Policías, “Los Serrano”, “Gominolas”…

Me pasaron el guión de “Xantarella” (hoy “Fuera de carta”) allá por el 2004, se suponía que mi misión era dar mi parecer sobre él y se suponía que tenía que ser sincera. Y lo fui. Lo que leí me echó para atrás, me parecía una historia llena de lugares comunes aún pretendiendo ser original y es que, por entonces, la niña decía cosas nunca oídas en las series o películas: “déjalos, no les hagas caso, son unos gilipollas”, o algo así. No sé si os habréis fijado pero esa frase es la más escuchada en los guiones españoles, la chica buena (guapa la mayoría de veces) le dice al chico burlado por los chulitos “No les hagas caso que son unos gilipollas”. Bueno, a parte de eso, los chistes eran facilones y los personajes poco creibles. Esa era mi SINCERA opinión pero resulta que en cuanto la solté a quién me había pedido mi SINCERA opinión, su respuesta fue: “Pues a las productoras que lo han leido les ha gustado mucho y hay unas cuantas interesadas en poner la pasta”. Nos ha jodido, a la mina de oro que es que en el cartel ponga “De los guionistas de 7 vidas y Aída” nadie le hace ascos porque para empezar ya tienes, fijo, unos cuantos millones de espectadores. Os puedo asegurar que ese mismo guión que yo leí en 2004, firmado por un mindundi, no supera los cinco minutos ante los ojos de un lector de guiones, esos que se encargan de hacer la criba para la productora.

En aquellos momentos, García Velilla y alguno más de los guionistas de 7 vidas estaban realizando un curso de cocina por las noches y se me antojaba que entre plato y plato, observando al profesor, habían ido perfilando a los personajes. Puede que fuera así.

El caso es que tengo que reconocer que, aún conservando la esencia, ese guión ha mejorado mucho. Obviamente, cuando yo tuve acceso a él debía estar en fase Beta y el resultado en pantalla dista mucho de lo que yo esperaba. Confieso que tenía muchas ganas de verla y no me defraudó sino todo lo contrario. Me resultó una comedia predecible, eso sí, pero aún así entretenida, sencilla (ya quisiéramos que las complicaciones familiares fueran tan fáciles de resolver, ya), redonda y de personajes, poniendo todo el peso del éxito en los diálogos que tan bién se saben trabajar en la factoría Globomedia. No seré yo quién descubra ahora a Antonio Sanchez, Oriol Capel, David Sanchez o al propio Velilla. Ellos solitos se bastan para hacernos pasar un buen rato con la sonrisa en los labios y la mente distraida. Que para problemas ya tenemos bastante con leer los que todos los días crea, de la nada, El Mundo.

Published in: on septiembre 18, 2008 at 7:44 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , , , ,