Pelotas

NiñosEl sábado fuimos a la playa y se estaba superbien, sin mucho calor y el agua transparente. Estábamos comiéndonos el bocadillo y charlando tranquilos cuando unos niños se pusieron a jugar con las palas y la pelota a nuestro lado, se veía venir así que les dije que jugaran en otro sitio. Inexplicablemente terminaron pasándose la pelota por encima de nuestras cabezas y ya cuando nos cayó encima llevábamos tal mosqueo que mi pareja lanzó un improperio acordándose de la madre del niño y lanzando la pelota lejos hacia la orilla del mar.

El padre vino a por nosotros y casi nos zumba. Nos increpó y nos dijo que éramos unos maleducados (encima). No se lió porque somos gente super pacífica, algunos hasta dirían gilipollas, pero reconozco su parte de razón. La del padre me refiero. No deberíamos habernos acordado de su familia entre otras cosas porque estaba allí presente tan tranquila tomando el sol mientras nosotros agachábamos la cabeza para que sus niños no nos saltaran los pendientes de un pelotazo. El hombre no quiso reconocer en ningún momento su parte de responsabilidad.

A mí estas cosas me hacen sentir mal. Soy una persona de diálogo y pacífica pero por desgracia veo alterada mi parcela privada por gente maleducada y agresiva. Podría haberle explicado que llevo tres operaciones en los ojos además de muchos problemas que con un simple golpe pueden derivar en desprendimiento de retina. Es ver una pelota cerca y ya me has visto correr. Pero eso era dar demasiadas explicaciones a algo tan simple como que nosotros estábamos sentados tranquilamente y no molestábamos a nadie.

Y el verano acaba de empezar…

Anuncios
Published in: on junio 2, 2009 at 1:54 pm  Comments (6)  
Tags: , , ,

Pero yo quiero ser Peter Griffin!!!

Me pongo de un tonto que pa qué.

Me pongo de un tonto que pa qué.

Me ocurre que oigo una música, que voy en coche por una carretera de montaña, que miro el ir y venir del mar sentada sobre la arena, que veo una foto de una plaza nevada o subo la cuesta empedrada de un pueblecito de la Serra de Tramuntana en Mallorca… y siento que he perdido algo que nunca tuve. Sentir nostalgia de sitios no visitados, de vidas no vividas es algo extraño pero posible. En mi interior guardo historias tan ciertas como si realmente hubieran sucedido. Son sólo esbozos de brevísimos momentos en una playa solitaria, sintiendo la brisa y el sol cansado del atardecer. O de una navidad idílica con música sacra sonando a media luz en el salón mientras me tomo un té recostada melancólica en el sofá. La mayoría de esas “vivencias” son imposibles ya desde su origen (soy atea, no me gusta el té y si me recuesto en el sofá me sobo) pero en esencia son estampas hermosas que me transportan a esas otras vidas paralelas por las que deambulo en ciertos instantes de mi vida.

Dicho esto confesaré que lo que yo más deseo en realidad es vivir la vida sin más preocupaciones que pasarlo bien. ¡Loado sea Peter Griffin!

Published in: on octubre 3, 2008 at 12:45 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,