Agujetas

Tengo unas agujetas del copón. Y es que el sábado me hice 15 km andando, 7,50 en pendiente y 7,50 en cuesta. Fuimos de Valldemossa al Port de Valldemossa que es super pequeñito y super tranqui y tiene el agua limpia y fresquita de las calas de la Serra de Tramuntana. Me encantó hacer este esfuerzo, aunque cuando llegué a la playa sólo tuve tiempo de refrescarme los pieses y enga parriba otra vez, habíamos puesto ticket de parquing y no habia tiempo para más. Si, ya lo se, menudo corte de rollo bucólico acabo de pegar.

Cuando llegué a mi casa de Palma había tirado alrededor del contenedor de delante de mi portal todo esto: dos carteles de helados royne, dos cubos de pintura de 5kg, varias cajas de zapatos chafás y/o/u aplastás, un montón de papeles y algo de ropa. Ayer había el casco mondo y lirondo de una barca y hoy han dejado una tabla de planchar y el tendedero destartalado. Todos los días cuando me voy acercando a mi casa hago apuestas conmigo misma acerca de lo que me voy a encontrar. No todos los contenedores de Palma tienen esta idiosincrasia, sólo los de mi barrio y más para afuera.

Quiero decir que no estoy de acuerdo con las ayudas a la compra de automóviles. Yo me muevo andando y con transporte público y si tanto se habla de contaminar menos y detener el cambio climático deberían intentar reactivar la economía con otras medidas más verdes. Mallorca tiene una marca mundial en el uso del coche, no en vano se puede decir que el 90% (tal vez más) de las personas con carnet de conducir tienen coche aquí.

Queda pendiente la fotito de la cala.

Anuncios
Published in: on mayo 19, 2009 at 9:29 pm  Comments (2)  
Tags: , ,

Viva el mal, viva el capital!!!

Mujer sabia, ésta.

Mujer sabia, ésta.

Hace muchos años que la Bruja Avería nos inculcaba sus slogans a base de gritos. En su extraordinaria maldad, gozaría enormemente al saber que con una pequeña parte de la inyección económica suministrada por los países ricos a los bancos, se podría acabar con el hambre y las necesidades básicas (agua, medicinas) de los países más pobres. Qué paradoja, ¿verdad? Los pudientes hablan de inyecciones económicas mientras los pobres no tienen vacunas sanitarias.

Cuando la banca ha obtenido beneficios, éstos no han redundado en lo público pero eso parece no importar. Y esta es otra de las cosas que no entiendo. Y más dudas que me “acechan”: Si las grandes empresas de automoción, las grandes constructoras y los derivados de ellas, han ido obteniendo enormes beneficios en tiempos de bonanza, ¿Cómo es posible que no tengan ahora capacidad económica ni siquiera para despedir a sus trabajadores con su correspondiente liquidación, o de pagar a sus acreedores y no provocar con su desfachatez (aka suspensión de pagos) un efecto dominó devastador? Es que estamos hablando de millones de euros en ganancias, señores, que no es que hayan desaparecido en inversiones de futuro sino en cambios de titularidad para no poder ser reclamados.

Este tema entraría en mi categoría de “Cosas que si me las cuentan no me las creería”. Hay muchas más pero ya las iré soltando poco a poco, que si no es que te hundes en la depresión, macho. Y no es pa menos.

Published in: on octubre 24, 2008 at 12:46 pm  Comments (4)  
Tags: , , , , ,